Browse By

House Of Cards y su comunicación con la política argentina

Frank Underwood es argentino. Y peronista.

Eso podrían creer los desprevenidos que en los pasados días caminaron por las calles de Palermo (uno de los barrios más concurridos de la Ciudad de Buenos Aires) y se toparon con paredes pintadas promocionando su candidatura a presidente.

Las pintadas son parte de la campaña de promoción de quinta temporada de la serie que se estrenará el próximo 30 de mayo, y que ya tuvo otros guiños a la política argentina a través de acciones publicitarias que nacen en las redes sociales y terminan viralizándose en los medios tradicionales alcanzando repercusión nacional.

La semana pasada se dio a conocer un spot de campaña de Frank emulando a una de las piezas más bizarras de la historia política argentina. En 1999 y a pocos meses de abandonar el poder después de diez años ininterrumpidos de gobierno, el entonces presidente, Carlos Menem, puso al aire en horario prime time, un spot que daba cuenta de todos sus logros de gobierno. La pieza, conocida como “Menem lo hizo”, fue encargada al publicista brasileño Duda Mendonça y tenía como objetivo mostrar los logros de gobierno en un contexto donde la popularidad de Menem estaba en caída. Aunque el spot no estuvo mucho tiempo al aire (la justicia suspendió su publicación por considerarlo fuera de lugar) se convirtió en una de las publicidades más conocidas de la historia de la comunicación política argentina gracias, en gran parte, a su pegadizo ritmo.

Spot Menem

Spot Frank

No es la primera vez que Frank usa un ritmo nacional argentino para promocionar su campaña. En mayo del año pasado, el grupo Los Totora publicaron una canción de cumbia apoyando a Underwood.

En vísperas del estreno de la cuarta temporada, un food truck con merchandising de su candidatura se instaló en la Plaza de los dos Congresos y regaló a los transeúntes choripanes y gaseosas.

El choripan, una de las comidas más populares del país, es todo un símbolo en la cultura política argentina como un alimento que se reparte entre las personas que se “llevan” a los actos. De hecho, hace unas semanas el presidente Mauricio Macri entró en una polémica cuando después de un acto en apoyo a su gobierno declaró que estaba feliz porque el evento había sido promovido “sin colectivos ni choripanes”.

Macri había recibido unos días antes un mensaje de Frank a través de su Twitter, luego de que el presidente argentino diera su discurso de apertura de sesiones ordinarias.

Sin dudas, si hablamos de mensajes de Underwood que tuvieron una gran repercusión en las redes sociales, el intercambio que se produjo con el Senador Nacional por Cambiemos, Federico Pinedo, se lleva el primer lugar. El tema empezó por el conflicto generado en torno al traspaso de atributos de mando que debía producirse el pasado 10 de diciembre del 2015, entre la presidenta saliente, Cristina Kirchner, y Mauricio Macri, entonces mandatario electo. La decisión acerca de la fecha y el lugar en que se realizaría la ceremonia generó una disputa política que terminó en la justicia y con Pinedo (Presidente Provisional del Senado) teniendo que hacerse cargo de la presidencia del país por un lapso de doce horas.

La inédita situación terminó generando una gran movida en las redes sociales con miles de memes que se tomaban con humor la extraña situación institucional.

En ese extraño marco, Frank le envió un mensaje a Pinedo a través de su cuenta de Twitter donde lo felicitaba por su presidencia “la más perfecta de la historia”. Rápido de reflejos, el equipo de senador se sumó a la broma y le contestó con un agradecimiento.

 

El tuit de Underwood se viralizó y obtuvo una amplia repercusión no solo en las redes sociales, sino en la televisión y la prensa más tradicional que no salía del asombro ante el divertido intercambio.

Los intercambios entre la serie y la política argentina no solo se circunscriben a Cambiemos. Underwood tuvo tres momentos de mucha repercusión con la ex presidenta Cristina Kirchner.

El primero, muy polémico, se generó luego de la muerte del fiscal Alberto Nisman, en enero del 2015. En esa oportunidad, y con la opinión pública en medio de una conmoción, una cuenta de Twitter de Underwood publicó en inglés: “Si no le importa, estoy trabajando en este lado de la calle” en una clara alusión a las sospechas que pesaban sobre la mandataria en una supuesta participación en la muerte de Nisman. Si bien el tuit salió de una cuenta no oficial, generó repercusión entre los medios argentinos.

El segundo llegó cuando la serie generó una parodia de los informes del programa de televisión ultrakirchnerista 678, pero con los detalles del la vida y carrera política de Underwood. El video utilizó la gráfica y hasta el mismo locutor que el programa original e hizo un breve repaso por las tres temporadas del la popular serie.

El último, el más gracioso de los tres y que tuvo amplia repercusión fue un tuit que envió el canal en el marco de unas polémicas escuchas donde la ex mandataria trataba de “pelotudo” a Oscar Parrilli, quien había sido uno de los funcionarios de mayor confianza durante los años de gobierno Kirchnerista.

A pocos días de empezar la quinta temporada, está claro que la estrategia de la serie para promocionarse con el público argentino está teniendo una inmensa repercusión tanto en las redes sociales (donde tiene su nacimiento) como en los medios tradicionales (donde se amplifica y tiene su explosión definitiva).

Hasta Frank estaría orgulloso.